sábado, septiembre 01, 2007

Lecciones de Antropofagia I

A veces
un idioma de ceniza
traza otras distancias de mapas y meridianos,
conjuga otras ficciones,
puebla la noche de quemaduras ácidas.

A veces
la sombra del caballo
y de su ahorcado hace mover los trenes
y trastorna a gritos
este oscuro sol de podredumbre.

5 comentarios:

Ruben Bike dijo...

Hola, agradable blog... saludos desde mexico

Anónimo dijo...

espero volver a respirar pronto y que entonces podamos conversar en una mansa, mansa... besos...

mar dijo...

había que romperse
reducirse a cenizas
disolverse en otros gestos
otras voces
saltar al vacío
y en eso estamos

un beso y un abrazo

Cecilia dijo...

Permiso
Me encantó tu blog.
saludos

san dijo...

El sol pudre y seca, no amordaza, pero reseca, quiebra, rompe y gasta. Si no absorbe, derrite, amalgama, vuelve las cosas crocantes.

Nosotros no vivimos bajo ésos soles.

Nosotros somos los soles.


Buen blog.